¿Cómo elegir el material adecuado para tu instalación de videovigilancia?

Una de las preguntas más frecuentes a la hora de realizar una instalación de CCTV es ¿Cuáles son  las cámaras ideales? ¿Qué grabador necesito? ¿Qué capacidad de disco duro es el adecuado? ¿Son mejores las cámaras Wifi o cableadas?

Debemos platearnos cuales son nuestras necesidades para saber que material es el más adecuado: ¿Qué queremos grabar?¿Qué nivel de detalle en la imagen necesitamos?¿Durante cuentos días necesito guardar la grabación?

En primer lugar tendremos que dimensionar nuestra instalación de video vigilancia ya que la infraestructura necesaria para instalar 4 cámaras no es la misma que para instalar 60.

Para resolver estas dudas y seleccionar el material adecuado, analizaremos cada elemento de la instalación:

¿Sistema analógico o IP?

Una elección que genera muchas dudas habitualmente es que sistema de videovigilancia adquirir. Existen 2 tipos de instalaciones de videovigilancia:

Sistema de videovigilancia IP:

  • Ventajas: Sistema se adapta a grandes instalaciones.
  • Instalación CCTV con cable UTP pudiendo enviar tanto la alimentación de las cámaras (POE) como los datos.Existen cámaras de videovigilancia Wifi por lo que nos brinda la posibilidad de realizar la instalación de cámaras sin tener que cablear desde el grabador hasta la ubicación de la cámara..Permite videoanálisis de imágenes más avanzado y profesional.Las cámaras IP funcionan por si solas sin necesidad de un grabador, pero si no tenemos un grabador no podremos revisar imágenes, solo nos servirá para hacer visionado en directo.
  • Desventajas: Este sistema de videovigilancia es más costoso que un sistema de video vigilancia analógico.

Sistema de videovigilancia analógico:

  • Ventajas: Ideal para instalaciones pequeñas y medianas de hasta 32 cámaras. Coste más económico tanto de cámaras como de grabadores respecto al sistema de videovigilancia IP
  • Desventajas: Análisis de imágenes más limitado (Posee las funciones que se necesitan habitualmente en la gran mayoría de las instalaciones: cruce de línea, intrusión en área, detección de movimiento…). No acepta soluciones avanzadas como cámaras térmicas, cámaras de reconocimiento de matrículas, cámaras cuenta personas…

Como recomendación general los sistemas de videovigilancia analógicos son válidos y competitivos en precio para la mayor parte de las instalaciones de video vigilancia residenciales y de pequeños y medianos negocios en los que se busca tener un sistema de vigilancia al que acudir cuando existen robos o percances que queremos revisar, el cable que se utiliza para esta tipo de instalaciones de videovigilancia es el cable coaxial o RG59 el cual es poco flexible.

También hemos de tener en cuenta los sistemas de videovigilancia IP son más sencillos de instalar ya se a través de cable UTP, cable muy flexible o con cámaras WIFI los cuales facilitan mucho la instalación al no tener que cablear ofreciéndonos mismas prestaciones y calidades de imagen, este punto puede ser determinante en la elección de tu sistema de videovigilancia.

Grabador

El grabador es el cerebro de la instalación de video vigilancia, es el dispositivo que nos permite almacenar las grabaciones para posteriormente visualizarlas ya sea en físicamente donde se encuentra el grabador a través de una pantalla o de manera remota a través de la APP móvil o en la aplicación de tu PC. 

A la hora de elegir un grabador tenemos que tener en cuenta cuantas cámaras necesitamos poner ya que los grabadores por normal general suelen aceptar 4, 8, 16, 24, 32, 64…

También tendremos que fijarnos en la calidad de imagen a la que deseamos grabar ya que los grabadores aceptan una resolución máxima por cámara, actualmente el estándar es FullHD (1920 x 1080 píxeles) pero ya existen resoluciones 4K(8Mpx) en sistemas analógicos y de 12Mpx en sistemas IP.

Por último otro punto que hemos de tener en cuenta es  la capacidad de almacenamiento que posee el grabador ¿Cuantos discos duro acepta?¿Los disco duros que acepta que capacidad máxima pueden tener?

Disco Duro

Este elemento de la instalación de videovigilancia determinar durante cuánto tiempo permanecerán guardadas las imágenes que hayan grabado las cámaras para poder revisarlas.

En primer lugar hemos de tener en cuenta la ley Orgánica de protección de datos que determina: “Los datos serán cancelados cuando hayan dejado de ser necesarios o pertinentes para la finalidad para la cual hubieran sido recabados o registrados.”, también establece un plazo máximo  la Instrucción 1/2006 indica expresamente en el artículo 6 que: “los datos serán cancelados en el plazo máximo de un mes desde su captación”. Teniendo en cuenta esta ley lo habitual será que la grabación permanezca almacenada el tiempo que indica la ley.

¿Cuánta capacidad de disco duro necesito para mantener la grabación de mis cámaras de videovigilancia durante 30 días?

Para ello existen aplicaciones que en base a ciertos criterios tecnológicos y de configuración del videograbador te dan una estimación de que capacidad de disco duro necesitas.

Como norma general y con una instalación actual necesitaremos aproximadamente 2TB de capacidad por cada 4 cámaras (Resolución 1920 x 1080) para guardar las imágenes durante 30 días en modo grabación continua (Grabación 24h al día).

En la actualidad los fabricantes de discos duros como Seagate o Western Digital fabrican discos específicos para sistemas de  videovigilancia, estos discos están preparados específicamente para realizar una escritura constante y nos proporcionan una durabilidad mucho mayor que un disco duro convencional.

Cámaras

En videovigilancia existen tres tipos de cámaras principalmente por su tipología de carcasa:

  • Cámaras de videovigilancia tipo domo: Son las cámaras más comunes. Están ideadas principalmente para su instalación en techo aunque se puede instalar también en pared siendo más pequeña y compacta que las bullet y por lo tanto más discreta, existen modelos aptos para la video vigilancia en exterior o interior.
  • Cámaras bullet o tubulares: Las cámaras tubulares están pensadas para su instalación en pared pero son adaptables a techos si es preciso gracias a sus soportes, al igual que las cámaras de video vigilancia tipo domo, existen modelos aptos para interior y exterior.
  • Cámaras PTZ(“Pan, Tilt and Zoom”): son cámaras con aspecto de domos pero más grandes. Tienen un motor incorporado que hace que tengan la posibilidad de rotación tanto en altura como lateralmente y poseen potentes lentes para poder realizar zoom.

Las más comunes son la bullet y domo ya que tienen un precio mucho más económico que una PTZ y cumplen las funciones requeridas en un sistema de videovigilancia.

La elección depende de 2  factores:

  • Carcasa exterior: proporciona la protección contra los elementos climatológicos y contra los golpes. Habitualmente las cámaras están certificadas contra el tiempo (IP66 o IP67) y contra el vandalismo/protección ( IK09 standar , IK10), por lo que tendremos que tener en cuenta si queremos una videovigilancia en exterior o interior para realizar una buena elección.
  • Lente: en este factor tendremos que analizar la calidad de imagen que necesitamos es decir la resolución, la apertura de la lente (Lo habitual son 2.8mm, es decir, gran apertura y 3.6mm, menos grados de amplitud), características especiales como WDR (Mejora las imágenes con contraluces), visión nocturna mejorada…

Habrá que elegir aquellas cámaras que nos ofrezcan unas características acordes a las necesidades de cada instalación.

Por último recordar que además de una buena selección de material también es fundamental la buena colocación de las cámaras en puntos estratégicos, al igual que la protección de videograbador el cual almacena las imágenes  y su robo supondría la pérdida completa de las imágenes grabadas.

Close
Compare